La educación superior en Bélgica

Descubre en Acentos cuestiones prácticas sobre la vida en Bélgica.

ku-leuven
Universidad Católica de Lovaina

En Bélgica, la educación es competencia de las comunidades: el CIUF  engloba las instituciones de habla francesa; y el VLIR, las de habla neerlandesa. En cuestiones de educación superior, se desarrollan de acuerdo con las directrices del plan Bolonia y mantienen, por tanto, la distinción entre la formación de bachelor, tres años que equivalen a 180 ECTS (European Credit Transfer System), y la formación de máster.

La formación superior se divide, pues, en varios tipos:

Tres años de formación (180 creditos ECTS). Una enseñanza más dirigida a la aplicación profesional directa. Algunos ejemplos de estudios son: Comercio Exterior, Enfermería, Biblioteconomía e Informática.

La superior prolongada, impartida también por hautes écoles y écoles supérieures des Arts, es un bachelier de transición (tres años), que no supone la finalización de los estudios como en el caso anterior, sino que es el grado que nos da acceso a los estudios de máster de uno o dos años. Mientras que el superior breve asegura una formación especializada, los tres primeros años de la superior prolongada son más bien de corte general y es en los años del máster en los cuales recibiremos una formación más especializada o profesional. Las hautes écoles proponen 13 formaciones superiores, 42 las écoles supérieures des arts, y ambas se acercan cada vez más a las universidades, hasta el punto de que en algunos casos se fusionan, como ha sucedido con las écoles supérieures de Arquitectura. Algunos ejemplos de estudios son: Ingeniería Industrial, Realización Audiovisual, Traducción e Interpretación…

La superior universitaria se divide igualmente en el bachelier de transition (tres años) y el máster. Las principales universidades belgas se encuentran en las ciudades de Bruselas, Lovaina, Amberes, Gante, Lieja y Mosa.

Entre estas tres alternativas no hay buenas o malas opciones, solo hay que buscar cuál se adecúa más al desarrollo de nuestra carrera profesional, pero debemos tener claro que el nivel de una haute école o de una école supérieure des arts se reconoce en Europa igual que un diploma universitario.

Lo que sí es necesario destacar es que en la gran mayoría de los centros se realizan pruebas para demostrar el dominio del idioma en el que se desarrollan los estudios, ya sea en neerlandés, inglés o francés. Ciertos estudios requieren también exámenes específicos de admisión como el caso de ciertas ingenierías o de las ciencias médicas.

Si finalmente uno se decide por una formación concreta, lo más sencillo es contactar directamente al centro que nos interesa para ver qué pasos debemos seguir para ser admitidos. Los centros suelen examinar la compatibilidad de los estudios que podamos haber realizado anteriormente con los que nos interesan. Las hautes écoles y las écoles supérieures des arts pueden autorizar una inscripción en otro año de estudios que no sea primero y las universidades pueden autorizar una inscripción en estudios de segundo ciclo que permitan el grado de máster. Si fuera necesaria una inscripción en ciclos intermedios, hay que pedir una equivalencia del diploma o de los estudios realizados hasta el momento.

Equivalencias y estudios

Aquí volvemos al punto de partida. Dado que la educación es competencia comunitaria, ambas comunidades actúan de forma independiente en lo que a otorgar equivalencias se refiere. Los documentos que se deben presentar no son necesariamente los mismos, y el proceso difiere. En la Comunidad Flamenca no se paga nada y en Comunidad Francófona se exige un importe para los gastos de gestión.

Una de las principales dificultades a la hora de estudiar en Bélgica son los horarios. Las clases se reparten mañana y tarde, lo cual dificulta mucho la labor a un trabajador o de un estudiante que necesite trabajar para continuar sus estudios.

El  precio que se paga por un año lectivo en la facultad ronda los 800/900 euros como máximo. Según situaciones específicas de la persona, puede llegar a reducirse hasta los 300/400 euros para las personas de ingresos modestos sin derecho a beca.

El precio de las hautes écoles y las écoles supérieures des arts ronda los 450 euros.

La web del gobierno belga dedicada a los jóvenes y no tan jóvenes que deciden venir a estudiar a Bélgica ofrece información completa al respecto.