¿Sigue viva Bana Alabed?

bana-alabed
La pequeña de siete años, Bana Alabed, ha tuiteado durante meses los bombardeo sobre Alepo (Siria).
Laura Cano. Madrid. 05/12/2016.

La noche del 4 de diciembre, hacia las 21:00 (hora local en Siria), la cuenta de la niña de siete años que tuiteaba en inglés desde Alepo desapareció sin previo aviso. Sus más de cien mil seguidores quedaron en la oscuridad de lo que podía haberle sucedido a Bana Alabed y a su familia. Por parte de ese único canal de comunicación que la familia Alabed tenía con el mundo solo podía leerse ya un mensaje oficial de Twitter: «Lo sentimos, esta página no existe».

Hacía meses que Bana escribía desde su cuenta, @AlabedBana, al mundo entero sobre los terroríficos ataques que siembran la muerte en su ciudad. Alepo ha sido una de las ciudades más castigadas durante la guerra en Siria. En los últimos meses, fuerzas del régimen (la SAA o Syrian Arab Army) intentaban arrebatar el control sobre Alepo de las facciones islamistas. La cuenta de Twitter de la pequeña Bana se había hecho muy popular. Ella y su madre, Fatemah, concedían entrevistas desde Alepo a medios como la BBC. Muchos periodistas se implicaban también personalmente en el asunto, haciendo constar su desolación por la situación de la pequeña. Jenny McCarthy, redactora del Spectator compartía en su artículo del 3 de diciembre (solo un día antes de que la cuenta fuera cerrada) su hábito de comprobar cada mañana los tuits de Bana, después de dejar a sus hijos en el colegio, «para comprobar que sigue viva». También retuiteaba a Bana J.K. Rowling, la autora de Harry Potter que le había hecho llegar sus famosos libros en formato ebook.

Precisamente, entre las llamadas de auxilio al mundo, se intercalaban ciertos datos sobre las aficiones de Bana. Sus seguidores ya saben de ella que ama (¿amaba?) la lectura. Y ciertas noches temblaron también por la familia, entre el horror de la impotencia. Esas noches en que la familia Alabed estuvo muy cerca del temido final, Fatemah y su pequeña lo tuiteaban todo en tiempo real, añadiendo fotos y vídeos de los destrozos y las humaredas de las bombas.

El 27 de noviembre la casa de Bana fue bombardeada y quedó destrozada en una parte, justo aquella donde Bana solía leer. Afortunadamente, la familia al completo se salvó.

Unos días antes, Bana había tuiteado lo siguiente: «Esta es mi amiga, muerta por una bomba esta noche». Esta espantosa afirmación se acompañaba con la foto de una niña muerta.

bana-27
El 27 de noviembre de 2016, Bana tuiteó acerca las bombas que cayeron sobre su casa.
bana-alabed-tweets-aleppo-bombings
Bana se tapa los oídos durante los bombardeos del 27 de noviembre.

«Tengo miedo», «voy a morir», «por favor, salvadnos» o «por favor, dejen entrar comida en Alepo» han sido tuits frecuentes desde la cuenta de Bana, según su madre escritos siempre por la pequeña gracias a su meritorio nivel de inglés. Fatemah también tuiteaba desde la cuenta de su hija. Algunos tuits, efectivamente, llevaban su nombre a modo de firma, presumiblemente para poder diferenciar su autoría. Una de las inquietantes revelaciones que Fatemah hizo al mundo fue sobre las amenazas que habrían recibido por culpa de su actividad tuitera. En una entrevista del todavía presidente de Siria, Basher Al Assad, para la televisión danesa, este sugirió que Bana podría formar parte de la «propaganda terrorista» .

Lo único evidente es que la cuenta de Bana ha sido cerrada hace unas horas, precisamente la noche en que se ha tuiteado también acerca de un gran avance del SAA, el ejército del régimen, en su ofensiva sobre Alepo.

El primero en informar sobre el suceso, también desde Twitter, ha sido Within Syria, observatorio localizado en Tartus que informa desde su blog oficial sobre las distintas estrategias militares y tipos de armas que determinan día a día el conflicto en Siria.

Solo dos horas después de que la cuenta de Bana Alabed se cerrara, la cuenta @WithinSyria tuiteó lo siguiente: « “SAA got access to all @AlabedBana mother communications, even the accountI was asked to publish this » (« “La Armada Siria ha obtenido acceso a todos los canales de comunicación de la madre de @AlabedBana, incluida su cuenta” Me han pedido que publique esto »).

No se especifica, tampoco en tuits posteriores sobre el asunto, quién ha hecho llegar este mensaje al observatorio y le ha pedido que lo publique. Desde Acentos nos hemos puesto en contacto con Within Syria para intentar esclarecer qué ha sucedido con ella y su familia, y esperamos poder informar pronto de que se encuentran todos a salvo.